Sep 29, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

Después del Madrid, está la selección

Diego Villaverde (29/09/10)

Tras el compromiso ante el Real Madrid del próximo domingo, las selecciones tomarán el relevo desde el viernes 8 hasta el martes 12. Rindaroy, Lassad, Stopira y Morel representarán una vez más a su país en partidos clasificatorios para la Copa de Africa, la Eurocopa 2012 o en compromisos amistosos. Además, David y Denis han sido citados por la selección sub-17 para una serie de entrenamientos en Madrid.

Los primeros partidos internacionales con representación deportivista serán el 8 de octubre. El noruego Rindaroy se enfrentará con su país a Chipre, en partido clasificatorio para la Eurocopa de 2012. El martes día 12 disputará además un amistoso contra Croacia en Zagreb. El paraguayo Claudio Morel también ha sido citado con su selección para afrontar dos encuentros amistosos ante Australia, en Sydney, el día 9, y en Wellington frente a Nueva Zelanda el 12. El lateral sudamericano estará de vuelta el jueves 14, tras dos días de viaje para regresar desde Oceanía.

El Deportivo también estará representado en la fase de clasificación para la Copa de África 2012. El tunecino Lassad representará a los suyos en el duelo ante Togo del día 10. También el fabrilista Stopira repite convocatoria con Cabo Verde para medirse a Zimbabwe ese mismo día.

Canteranos convocados

Los jugadores juveniles Denis y David han sido citados por el entrenador Ginés Meléndez para los entrenamientos que la selección sub-17 llevará a cabo en Madrid entre los días 4 y 6 de octubre. Denis, que juega en el Juvenil B, repite convocatoria, mientras que el portero del Juvenil A, David, se estrena como internacional.

Sep 25, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

La Orquesta Canaro

Tras haber finalizado la anterior Liga en segunda posición, el Deportivo afrontaba la temporada 50-51 con los refuerzos de Corcuera y Oswaldo, dos argentinos procedentes de Newell’s Old Boys. El equipo iba a ser entrenado por Jerónimo Oso Díaz, también argentino. La terna de sudamericanos la completaban Franco y Moll.

El equipo comenzó la Liga con dos derrotas, pero un par de goleadas por 4 a 1 ante el Celta y el Español, comenzaron a mostrar el buen hacer de la delantera deportivista. Una delantera que entraría en la historia del Deportivo por partidos como el de aquel 22 de octubre de 1950, en Riazor ante el Real Madrid.

Los blancos llegaban a la Coruña con nombres en su once como los de Miguel Muñoz, Olmedo o Molowny. Pero el Deportivo desplegó su juego combinativo y preciosista y le endosó un 5 a 1 al Madrid, con goles de Tino en dos ocasiones, Oswaldo, Corcuera y Franco. Un periodista coruñés de la época, que había vivido unos años en Buenos Aires, decidió bautizar a la delantera deportivista, brillante y efectista, con el nombre de la Orquesta Canaro.

Oswaldo, Corcuera, Tino, Franco y Moll fueron los cinco integrantes de esa delantera mágica. Además de aquel 5 a 1 al Real Madrid, la Orquesta Canaro salió ovacionada de Mestalla tras golear por 0 a 3 al Valencia y dejar un recital de conducción de balón y de regates imposibles. Su hito más grande fue conseguir la mayor goleada en la historia de Riazor, al endosarle un 10 a 1 al Lleida, en un partido excelso de ataque y desborde.

El Deportivo de la Orquesta Canaro finalizó en la parte alta la primera vuelta, pero todo se torció en el primer encuentro de la segunda vuelta. El Deportivo recibía al Sevilla, y en una jugada en el área deportivista, Waldo Botana, uno de los mejores defensas de aquel equipo, se rompía la tibia y el peroné intentando taponar el remate de un atacante sevillista.

La lesión le costó la retirada del fútbol de élite a Botana, y el equipo se resintió de aquel shock, lo que unido a una lesión de hombro de Acuña, hizo que el Deportivo empezase a bajar su rendimiento. La desgracia de las lesiones se cebó aquella temporada con el conjunto coruñés.

En la segunda vuelta debutó con el Dépor Rábade, un prometedor jóven formado en las categorías inferiores, que además de por sus goles, destacaba por sus asistencias. En uno de sus primeros partidos, anotó un gol al gran Ramallets, que le felicitó por la maestría de su tanto. Rábade iba para figura, pero iba a jugar en Sevilla su último partido en Primera. Un esguince de tobillo evitó que acabase aquel partido. Poco después, la tuberculosis, truncó la carrera de la perla deportivista.

El Deportivo de la Orquesta Canaro salvó la categoría en la última jornada de Liga, tras derrotar por 4 goles a 1 al Murcia en Riazor. Dejó partidos para el recuerdo, y un registro anotador que el público coruñés echa de menos, 64 goles a favor y 47 en contra. Oswaldo, Corcuera, Tino, Franco y Moll diseñaron la partitura del fútbol espectáculo y enseñaron el camino a los músicos del balón que vinieron después.

Palabra de Riazor

Escucha aquí el podcast donde se incluye la sección Palabra de Riazor

Sep 25, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

Debate liguero en Son de Riazor

El programa número 22 de Son de Riazor viene cargado de contenidos, tras la intensa semana liguera que se culmina mañana en Riazor, con el importante encuentro ante el Almería.

Tras el informativo resumen de la semana, Diego Villaverde y Pedro Díaz repasan los encuentros ante el Getafe y el Villarreal y comentan la convocatoria de Lotina para el partido de mañana. A continuación, os presentamos en el Rincón del Usuario a Zigor Vallejo, usuario de Riazor.org desde hace unos años. Conoceréis lo que este chico de Bilbao tiene que hacer cada semana para ir a ver el Deportivo.

Por último, en Palabra de Riazor, os recordamos al Deportivo de los años 50, al de la Orquesta Canaro y su delantera mágica, formada por Corcuera, Oswaldo, Franco, Tino y Moll.

Escucha aquí Son de Riazor

Sep 21, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

El bloque de Lotina se forja desde atrás

La defensa es el eje sobre el que se viene construyendo el Deportivo de Miguel Ángel Lotina desde su primera temporada, en la que resucitó al equipo poniendo cinco defensas en liza. Este año, y con solo dos partidos jugados, tan solo seis jugadores han disputado todos los minutos. Manu y la defensa, y Urreta. Lotina parece tener claro cómo construir el equipo desde la zaga.

El esquema de Lotina parece tener cuatro hombres fijos en la defensa. Manuel Pablo sigue siendo el dueño del lateral derecho, mientras que Morel es un jugador más hecho que Rindaroy –que no entró en la convocatoria para hoy-, Raúl García o Stopira en la izquierda. El centro de la zaga sigue siendo para Lopo y Colotto, que el año pasado disputaron 34 y 30 partidos, respectivamente. Manuel Pablo llegó a los 33, y Filipe era insustituible hasta su lesión. Lotina es de ideas fijas en la defensa, por lo que los cuatro que han comenzado la Liga como titulares, tienen todas las papeletas para defender al Deportivo a lo largo de la campaña.

Donde puede haber más dudas es en la portería. Por el momento Manu ha sido titular en los dos primeros encuentros y hoy también lo será ante el Getafe. Lo que no está claro es si Lotina seguirá apostando por el asturiano o devolverá la batuta de la portería a Aranzubia una vez complete su recuperación, lo que parece más probable.

Otro de los fijos en este arranque liguero es Urreta. El uruguayo está dejando muy buenas sensaciones en la banda derecha deportivista, sobre todo a la hora de desbordar a los defensas rivales. Si seguimos mirando los datos de los dos primeros encuentros, Andrés Guardado es el inquilino de la banda izquierda –disputó todos los minutos menos 16-, y esta noche podría aumentar sus números en ese costado, ya que a priori está recuperado de la sobrecarga que arrastra desde Sevilla.

Antonio Tomás en el mediocentro (165 minutos) y Adrián en la delantera (159 minutos) son los siguientes hombres fijos de Lotina por el momento. Llama la atención la escasa participación de Saúl (17 min.) y Valerón (52 min.), hombres de toque, que se han quedado de nuevo fuera de la convocatoria, tal y como ocurriera hace una semana frente al Sevilla.

Sep 19, 2010 - Palabra de Riazor    1 Comment

El penalti de Djukic

Tras finalizar la temporada 92-93 en la tercera posición, el Deportivo iniciaba la campaña siguiente con los fichajes de Voro, Paco, Donato, Alfredo, Manjarín y Pedro Riesco. Un 18 de septiembre de 1993, el Deportivo afrontaba la tercera jornada de Liga en Riazor, ante el Real Madrid. Un rival más que apropiado para ver si el Dépor era capaz de repetir la campaña anterior o si iba a tener más dificultades.

Claudio en dos ocasiones, Manjarín y Fran pusieron el 4 a 0 en el marcador, dejando claro que el Súper Dépor no era un espejismo. En Europa el Deportivo, que debutaba esa misma temporada, sorprendía al mundo endosándole un 5 a 0 al Aalborg danés y eliminando al Aston Villa con gol de Manjarín en el Villa Park. El Eintracht alemán dejaría al Dépor en la cuneta, pero Europa comenzaba a oír el nombre del Deportivo.

En Liga los de Arsenio caminaban con paso firme en casa y sacando alguna que otra victoria a domicilio. Precisamente el Dépor cerraría la primera vuelta como líder, tras derrotar por 1 a 3 al Valencia. En la segunda vuelta, las derrotas en el Bernabéu y en el Camp Nou no dejaron que el Dépor se distanciase de sus rivales.

Pese a todo, a falta de cuatro jornadas para el final, el Dépor aventajaba al Barcelona en tres puntos. Dos empates a cero contra el Lleida y el Rayo de un magistral Wilfred, que lo paró todo, fueron contrarrestados con una victoria por 0 a 2 en Logroño. Así se llegó a la última jornada de Liga, con el Dépor líder, con un punto de diferencia sobre el Barcelona.

El golaverage particular beneficiaba a los de Cruyff, por lo que al Dépor solo le valía la victoria ante el Valencia en Riazor. Pero los valencianistas, fuertemente primados como reconoció a posteriori alguno de sus jugadores, disputaron el partido como si se jugasen algo más. El Barcelona, que días después jugaría la final de la Copa de Europa contra el Milán, recibía al Sevilla en el Camp Nou.

Pese a la férrea presión del Valencia, la alegría saltaba en las gradas de Riazor cuando Simeone adelantaba al Sevilla en Barcelona. Pero pronto los de Cruyff le iban a dar la vuelta al marcador, presionando a un Deportivo que no conseguía superar la meta defendida por González.

Los goles fueron llegando en el Camp Nou, hasta marcar el 5 a 2 definitivo. El Deportivo necesitaba un gol para ser campeón. Y ese gol no llegaba. Entonces se produjo la jugada que iba a entrar en la historia negra del deportivismo. Corría el minuto 89, y Nando era derribado en el área del Valencia por Serer. López Nieto, el colegiado del encuentro, no dudó en pitar penalti.

Riazor estaba enloquecido, la Liga estaba al alcance del Deportivo, pero Donato, el especialista, había sido sustituido minutos antes. Las miradas apuntaban a Bebeto, pero el brasileño no reunió el valor suficiente. Sí lo tuvo Djukic, que esa misma temporada y en las anteriores había tirado ya alguna pena máxima, con éxito dispar.

Así que el serbio era el encargado de meter al Deportivo en la historia de la Liga. Djukic tomó aire con fuerza, abrumado por la responsabilidad, disparó, flojo, a la derecha de González, que detuvo el lanzamiento sin apuros. Lo que vino después sobró. El portero ché, festejó la acción alzando el puño con rabia, en un gesto excesivo, innecesario, doloroso… primado.

Djukic se quedó de piedra, hundió la cabeza entre sus brazos, dándose de golpe con la realidad, al igual que la afición coruñesa, que daba por hecho el título. Lendoiro lloraba en el palco, y Arsenio se quedaba sin palabras en rueda de prensa. La Liga se le escapaba al Deportivo. Barcelona festejaba un título que ya ni esperaba.

Paco Liaño, que se llevaría por segundo año consecutivo el trofeo Zamora como portero menos batido, dejaría tras el encuentro una frase dedicada al Valencia y al destino del conjunto deportivista. “Arrieros somos y en el camino nos encontraremos”, apuntó el cántabro.

La frase de Liaño fue premonitoria, ya que al año siguiente el SuperDépor lograría su primer título, la Copa del Rey, derrotando al Valencia en el Bernabéu. Y seis años después, el 19 de mayo del año 2000, la historia saldaría su deuda con el Deportivo de Irureta, que lograría la primera y única Liga del conjunto coruñés.

Palabra de Riazor

Sep 19, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

La previa del Dépor-Getafe en Son de Riazor

Son de Riazor vuelve como todos los sábados repasando las noticias más destacadas de la última semana en el seno del Deportivo de la Coruña, con los audios de algunos de sus protagonistas.

En el programa de hoy, Diego Villaverde y Pedro Díaz analizan las opciones del Deportivo ante el partido de Liga del lunes contra el Getafe. Después, escuchamos al fabrilista Dionisio Villalba, ‘Dioni’, en el test que le realiza nuestra compañera Noelia Millor.

A continuación, en la sección “Palabra de Riazor”, repasamos una de las temporadas más ilusionantes del Deportivo en Primera, la 93-94, que terminó con la tragedia del penalti fallado por Djukic.

Os recordamos que ya tenemos en marcha el concurso de titulares, así que dejad vuestro titular en la crónica del partido en Riazor.org. También podéis participar en la sección “El Rincón del Usuario” enviándonos un email a contacto@riazor.org.

Escucha aquí Son de Riazor

Sep 19, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

Guardado trata una sobrecarga en su gemelo derecho


Diego Villaverde (16/09/10. Riazor.org).
El centrocampista Andrés Guardado recibió esta mañana tratamiento de fisioterapeuta para tratar de superar la sobrecarga que padece en su gemelo derecho. Mañana se reincorporará al trabajo con sus compañeros para ver cómo evoluciona de su lesión. Además, esta mañana varios jugadores realizaron un test de resistencia física para medir su evolución desde el inicio de la pretemporada.

Tras el encuentro del pasado domingo contra el Sevilla, varios jugadores deportivistas se quejaron de la dureza del terreno de juego del Sánchez Pizjuán, tal y como confirmó a este medio Eduardo Domínguez, preparador físico del Deportivo. “Hubo varios jugadores que notaron unas pequeñas sobrecargas en los gemelos. Algunos ya estaban bien el lunes o el martes, pero en el caso de Guardado, todavía tenía alguna molestia. En la prueba que se le ha hecho no se detectó nada importante, y esperemos que si la evolución es buena mañana se incorpore al grupo, si no a todo el entrenamiento, por lo menos a una parte”, apuntó.

Lo que es casi seguro es que el mexicano estará el lunes ante el Getafe, salvo contratiempo de última hora. ““Nosotros pensamos que sí, salvo que mañana cuando entrene vuelva a tener dolor o sensaciones extrañas. Aún quedan muchos días para el partido y en función de cómo entrene mañana ya veremos cómo se encuentra”, señaló prudente Eduardo Domínguez.

Sobre los jugadores que realizaron esta mañana el test de resistencia, Domínguez confirmó que “todos han alcanzado los valores que hay que tener a estas alturas de la temporada”. Se trata de un test que se realiza dos veces en la pretemporada, una en la primera semana y otra hacia el final. “Los jugadores que lo hicieron hoy no lo hicieron en su día porque estaban con su selección o tenían problemas físicos y por eso lo hicieron esta mañana. Simplemente se hace para ver cómo ha evolucionado la resistencia desde que empezamos a entrenar y después de lo que fue el período preparatorio”, comentó el preparador deportivista.

En el test participaron Manuel Pablo, Desmarets, Zé Castro, Lassad, Rubén Pérez y Juca. Salvo los dos primeros, que tomaron parte en un partidillo de tres por tres con el resto de sus compañeros, el resto continuó ejercitándose en el gimnasio. El nivel físico de la plantilla es óptimo a estas alturas. “El día del Sevilla hemos tenido un test real, al jugar contra uno de los equipos más fuertes de la Liga desde el punto de vista físico. El equipo estuvo a la altura. Esta semana hemos trabajado un poquito fuerte, y la que viene enlazamos el partido del lunes con los del Villarreal y el Almería. A medida que avancen los partidos el equipo se va a encontrar mucho mejor”, concluyó Eduardo Domínguez.

Sep 12, 2010 - Palabra de Riazor    No Comments

Helenio Herrera

En la temporada 52-53, el Deportivo vagaba sin rumbo por la Primera División, con derrotas abultadas como el 8-2 en San Mamés o un 5-2 contra el Real Madrid, y victorias sufridas por la mínima que mantenían al equipo en la zona baja.

En la recta final de la Liga, el Deportivo apuraba sus opciones venciendo en Riazor al Málaga, dirigido por el engreído y ególatra Helenio Herrera. Unas explosivas declaraciones suyas tras el encuentro en la Coruña le habían provocado una sanción de la Federación Española de Fútbol.

Con el Málaga descendido a Segunda, el Dépor, tras perder el último partido de Liga en Valladolid, tenía que jugarse la salvación en la promoción. El destino juntó al Celta y al Dépor en la liguilla de permanencia, donde también tenían que enfrentarse al Avilés, al España Industrial, filial del Barça, al Hércules, y al Atlético Tetuán.

La promoción comenzó muy mal. El Dépor cayó 2-0 con el Tetuán y empató en Riazor con el España. El entrenador Fernando Fariña fue cesado, que fue relevado de forma interina por Waldo Botana. El entrenador que iba a enfrentarse al peligro del descenso era… Helenio Herrera.

Con el Málaga descendido, solo había un impedimento para que Herrera llegase a la Coruña, y es que el dinero de su contrato debía ser depositado por anticipado en un bando de la ciudad herculina, o del contrario no dejaría el Málaga. Cosas de los genios.

El debut de Helenio Herrera al frente del Deportivo dejó una victoria por 1-0 ante el Avilés, pero los siguientes compromisos, ante Hércules y Celta, este en Riazor, se saldaron con derrota. El Dépor era último al final de la primera vuelta, lo que no impidió que Helenio Herrera soltase una de sus perlas: “No pasa nada, la liguilla está ganada”, sentenció tan tranquilo.

La confianza del míster debió espolear a los coruñeses, que vencieron el Tetuán por 3 a 0 y al España Industrial por 1 a 3. Pero el camino a la salvación no era nada fácil, y un empate ante el Avilés y una victoria ante el Hércules dejaban al Dépor tercero a falta de una jornada.

El Dépor tenía que ganar en Vigo para mantener la categoría, aunque el empate sería suficiente si el Tetuán no ganaba. El partido se jugó el 12 de julio de 1953, día en el que Helenio Herrera desplegó sus artimañas para descentrar a un rival tan necesitado como el Dépor.

El encuentro comenzó con cierto revuelo. El autocar del Deportivo llegó a Vigo con retraso, pero eso no parecía importarle a Helenio Herrera. Los jugadores del Deportivo se cambiaban sin prisa, y eso que el Celta ya esperaba plantado en el césped de Balaídos, pese a la fría llovizna que caía. El timbre del vestuario sonaba para apremiar a los jugadores del Dépor, pero Helenio Herrera ordenó taparlo con un pañuelo para que no se oyese. Quería poner nervioso al rival.

Y tanto que lo consiguió, a los trece minutos el Deportivo ya vencía por 0 a 2, tantos de Corcuera y Oswaldo. El Celta recortaría distancias a la media hora, pero antes del descanso, Arsenio lograría el 1 a 3 definitivo, que daría la permanencia al Deportivo. El Celta también se acabaría salvando, ya que el España, filial del Barça iba a renunciar al ascenso.

Con argucias de este estilo, Helenio Herrera se ganó el adjetivo de mago. Cuenta el historiador Carlos Fernández en su libro sobre el centenario del Deportivo, que las primeras palabras de Herrera al hacerse cargo del equipo fueron las siguientes: “Repitan conmigo, somos jugadores de Primera División y no podemos bajar a Segunda”.

Helenio Herrera, el mago, tenía razón.

Palabra de Riazor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Páginas:«1...7891011121314»